El embarazo y el Trastorno por Consumo de Alcohol

El alcohol es una sustancia que, en principio, puede parecer inocua
Barcelona, 5 de diciembre del 2018,
27

El alcohol es una sustancia que, en principio, puede parecer inocua. En el caso de un consumo esporádico es así y, aunque su ingesta siempre entraña riesgo, el consumo de riesgo está asociado a una amplia gama de trastornos orgánicos que afecta a la práctica totalidad de todos los órganos y sistemas del cuerpo.

 

Cuando el consumo se cronifica y torna a una adicción, estamos ante un Trastorno por Consumo de Alcohol (TCA). Pero, aunque en cada individuo este umbral puede variar, el riesgo para la mayor parte de estos trastornos aumenta de forma proporcional al consumo y con diferentes riesgos en función del sexo, la edad y de los factores individuales de vulnerabilidad.

 

Pero, de todos estos factores individuales de vulnerabilidad, en las embarazadas es especialmente grave, ya que, además de afectar a la madre, el consumo puede llegar a repercutir en su futuro retoño. Además, hay que advertir que este peligro para las personas encinta no se limita a un consumo propio de alguien con TCA, sino que está totalmente contraindicado incluso para consumos eventuales y reducidos.

 

El alcohol tiene la capacidad de llegar al feto al atravesar las barreras hematoencefálicas y placentaria, lo que supone una amenaza para su correcto desarrollo. Existen evidencias de que beber alcohol, incluso en pequeñas cantidades, puede generar severos contratiempos, especialmente en el primer trimestre de embarazo.  Como aumentar el riesgo de aborto espontáneo, el nacimiento prematuro,  retardo del crecimiento intrauterino y un bajo peso al nacer.

 

De todos los periodos de gestación, el más sensible es el comprendido en el periodo embriogénico. Está localizado en el tercera semana de gestación y es el más vulnerable a los efectos del alcohol, ya que puede provocar malformaciones craneofaciales y déficits neurológicos graves.

 

Pero, más allá de un determinado periodo de gestación, durante el embarazo el alcohol siempre es capaz de tener consecuencias negativas en el neurodesarrollo del feto. Se trata del llamado trastorno del espectro alcohólico fetal, concepto que engloba, además de las malformaciones y desórdenes de los niños propios de madres que ingirieron alcohol, a todos aquellos con disfunciones del sistema nervioso central. Este efecto neurotóxico causa alteraciones permanentes en los niños como trastornos de memoria, lenguaje, aprendizaje, atención…

 

Otro trastorno es el síndrome alcohólico fetal, y se diferencia del anterior al abarcar a aquellos niños que por efecto del alcohol sufren anomalías físicas más allá de las cognitivas. Se manifiesta como una combinación de malformaciones craneofaciales, alteraciones en el crecimiento postnatal, disfunciones neurológicas y déficits intelectuales.

 

Por lo tanto, en el caso de las embarazadas la única opción posible es la abstinencia total. Aunque para aquellas personas que padezcan de problemas de consumo o TCA, lo mejor es acudir a un especialista cuanto antes para que le ofrezca un tratamiento psíquico y farmacológico personalizado.

 

Noticias destacadas

¿Qué es el Trastorno por Consumo de Alcohol?

Tres cervezas los fines de semana, una copa de vino en las comidas, un chupito de whisky después de las cenas… El consumo de alcohol está tan arraigado en nuestra sociedad que, a menudo, además de desconocer su elevada toxicidad. 

[...]

Seguir leyendo >

Los factores de riesgo ambientales del Trastorno por Consumo de Alcohol

A la hora de hablar de alcohol, una de las cuestiones que más pueden llamar la atención es que la mayor parte de personas que lo consumen no se vuelven dependientes

[...]

Seguir leyendo >

El efecto del alcohol sobre el sistema nervioso central

El alcohol forma parte de nuestra cultura y está presente en muchos eventos y reuniones sociales, aunque hay que destacar que, cuando se bebe de forma excesiva y repetitiva, aparecen numerosos problemas de salud que afectan al sistema nervioso central.

[...]

Seguir leyendo >

Unidades de Bebida Estándar: qué son y equivalencias

El Trastorno por Consumo de Alcohol es un trastorno mental crónico y recurrente, caracterizado  por un consumo compulsivo de bebidas alcohólicas, pérdida de control sobre la cantidad de alcohol ingerido y un estado emocional negativo cuando no se logra consumir.

[...]

Seguir leyendo >